República Dominicana

La República Dominicana comparte con Haití la isla de La Española, la segunda isla más grande del Caribe después de Cuba. Una vez la tierra adoptiva de los Tainos (Arawaks) y los Caribes, esta isla fue "descubierta" por Cristóbal Colón y se convirtió en la primera colonia europea en el Nuevo Mundo en 1492.



Conocida sobre todo por el esplendor de sus playas de arena blanca, la República Dominicana es un país de tremenda diversidad. Desde la selva tropical hasta la extensión desértica del suroeste, desde campos de cultivo hasta donde alcanza la vista hasta la cima más alta del Caribe, el Pico Duarte, desde los interminables campos de caña de azúcar hasta los abundantes platanales. La variedad y espectacular belleza de su paisaje es una de sus mayores riquezas. Pero no es la única. El maravilloso mundo subacuático está empezando a hacerse un nombre, y los sistemas de cuevas inundadas recientemente descubiertos y aún vírgenes pondrán a la República Dominicana en el mapa mundial del buceo en cuevas.